Ático en barrio Centro, Madrid

Cliente: 
Particular

En pleno barrio Centro de Madrid, nos sorprende tímidamente este ático. Un edificio con historia, rehabilitado recientemente por completo, sus muros acogen ahora a las nuevas generaciones.

Casi 300 m2 de vivienda repartida en dos plantas, cuya superior culmina en 40m2 de terraza, observatorio de los tejados circundantes al singular barrio de Chueca y Salamanca.

Proceso de creación

Premisas: personalización, funcionalidad, modernidad, creación de un espacio que respire armonía, equilibrio, orden, sosiego, en contraste con la algaría y alboroto que habita en un hogar con tres niños pequeños.

Protagonista es en esta vivienda la entrada, diáfana, se abre al salón e incluso a la cocina. No hay muros divisorios sino cristal. Espacio abierto para compartir, para vivir en familia y reunir a los amigos.

Cada material para cada función. Madera y papeles pintados en dormitorios, elementos naturales como piedra y cemento pulido en zonas comunes Aprovechamiento al máximo de la luz natural que tiene la vivienda como ático. Zonas de trabajo, de descanso, de juego y vida en común, todo ello se unifica en espacios acordes a nuestro tiempo, modernos, puros, simples y limpios.

La obra Una de nuestras mejores ejecuciones en viviendas. Compleja puesto que la familia vivía dentro de la vivienda y hubo que zonificar y lograr una exhaustiva organización de tareas sin margen de error en los tiempos de ejecución. Fueron 5 meses de duro trabajo finalmente coronados por el éxito.