Un nuevo material para almacenar la energía del sol

 

 

Nos ha llamado la atención un artículo que habla del desarrollo de un nuevo material que puede almacenar energía solar durante el día y liberarla más tarde en forma de calor.

Según publica Construible, investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en concreto Jeffrey Grossman y otros cuatro colegas han descubierto un sistema que permite mantener en un determinado material una configuración molecular estable hasta que su liberación se produce por una pequeña liberación de calor.

Es una película de polímero transparente que se puede aplicar a muchas superficies diferentes como el cristal de una ventana o la ropa. La idea rompe con la tendencia habitual de guardar energía solar mediante su almacenamiento y posterior  transformación en electricidad.

Esta especie de película se incorpora a los distintos materiales. Los investigadores utilizaron los azobencenos que pueden ser estimulados por un pequeño pulso de calor, para volver a su configuración original y soltar mucho más calor en el proceso. Lo que hicieron fue cambiar la química del material para mejorar su densidad de energía, su capacidad para formar capas lisas, uniformes, y su capacidad de respuesta al impulso de calor activación.

Ya lo han probado en los parabrisas de los coches. La energía se almacenaría en el polímero cada vez que recibiera la luz del sol y derretiría el hielo acumulado. Es una de las aplicaciones aunque quién sabe hasta dónde podría llegarse con este hallazgo. El problema de momento es que el calor liberado ha de consumirse en el momento en el que se produce.

Además, por ahora la película conseguida no es  demasiado transparente sino amarilla por lo que habrá que seguir trabajando en ella para que pueda ser aplicada a las distintas superficies sin que se nota. Puede liberar unos  10 grados centígrados por encima de la temperatura  aunque el objetivo es llegar a los 20 grados. Interesante sin duda. 

Fuente: Construible