Re-pensando espacios educativos con Redex e Innovaschool

 

 

En esta ocasión queremos hablar en nuestro blog de Redex,  el altavoz social de D3, que funciona bajo un formato de trabajo colaborativo, en red, y como una comunidad de empresas y profesionales, un grupo de valor.

El objetivo es  crear modelos sostenibles y soluciones locales para reactivar la productividad económica, social y cultural de los territorios. Re-pensando las ciudades como ecosistema idóneo de innovación tanto en el sector público como en el sector privado.

Desde estas navidades el equipo de Redex Comunidad desarrolla la iniciativa “Innovaespacios” junto a InnovaSchool, un gran equipo de profesionales comprometidos con el cambio en la educación. José Picó, responsable de Redex y CEO  de D3 y Johanna Pérez Strand, responsable de innovación en InnovaSchool trabajan juntos en un proyecto único en España: rediseñar espacios educativos basados en metodologías del siglo XXI.

Un proyecto que se desarrolla en el centro escolar Agora International School de Madrid y que remodela los espacios en la etapa infantil, base de todo el proceso educativo. “Es un enfoque global, pero atendiendo a lo local, que permitirá a los alumnos adoptar valores como la tolerancia, la comprensión hacia el otro y la aceptación de las diferencias, valores esenciales para tener no solo éxito profesional, sino personal y social”, según Isabel Palacios, directora del centro.

Según José Picó, arquitecto, humanista y experto en innovación y emprendimiento “a partir del siglo XVIII las ciudades industriales se comienzan a organizar en comunidades donde interactúan personas muy distintas, pero con la llegada de Internet la sociedad se mueve muy rápidamente y lo cambia todo radicalmente”.

Para Johanna Pérez Strand  “lo más importante de un proyecto de rediseño de espacios es escuchar al centro educativo, conocer sus necesidades y valores, y aportarles una guía metodológica para el rediseño de sus espacios”.

Innovaschool ha entrevistado a ambos responsables del proyecto y esto es lo que nos explican sobre su trabajo:

¿Cómo se plantea el rediseño de estos espacios educativos?

José.- Es ya un hecho que la educación está cambiando y que el modelo del siglo XVIII que requería formar personas con conocimientos similares para gestionar la sociedad, ya no sirve y se re-modela para adaptarse a las nuevas necesidades de esta sociedad del conocimiento.  Crear espacios y entornos donde se favorezcan diferentes ambientes de bienestar genera aprendizaje.

Johanna.- Las metodologías activas y colaborativas son nuestra base para la regeneración de los espacios. Partimos de la escucha, de las necesidades y de los valores del centro, y nos ponemos en el lugar de los usuarios para plantearnos cómo queremos que sea la experiencia de enseñanza-aprendizaje para los alumnos, profesores, y demás integrantes de la comunidad educativa. Los espacios tienen el potencial de facilitar y conducir la adquisición de habilidades clave. Ahora se está empezando a enseñar de manera más colaborativa y transversal, integrando la tecnología. Se busca que el aprendizaje sea significativo y cercano a la vida real. Para que esto ocurra en un centro, necesitamos visión, metodología y espacios adaptados a la educación del s.XXI.

 ¿Cuál es el principal objetivo del rediseño?

José.- En el patio el objetivo principal ha sido crear un mar de conocimiento, con diferentes texturas y colores, rodeado de islas que permitan alcanzar el conocimiento a través de la diversión; un espacio abierto a la naturaleza que permite conectar entre los alumnos.  En la biblioteca generar un ambiento abierto y cálido que invite a la lectura con pequeños escondites confortables que favorezcan la intimidad al invadirse de aventuras y sueños escondidos en los libros.

En todas las estancias crear un ambiente, donde los sentidos cobren especial importancia, la luz, el sonido, el color, el olor y el tacto sean el despertar de las emociones que generen inquietudes y en consecuencia, aprendizaje.

Johanna.- Se ha puesto el foco en crear espacios para el Aprendizaje Cooperativo y las Inteligencias Múltiples, ya desde Infantil. Por ejemplo, en la biblioteca, se ha creado un ágora, es decir, un espacio que propicia el encuentro, el diálogo, el respeto por los demás, todo esto son valores que forman parte del Proyecto Educativo del Centro. Además, el ágora es un espacio versátil y multifuncional, en el que pueden llevarse a cabo varias actividades en las que se ven implicadas las inteligencias múltiples.

También se buscaba lanzar un claro mensaje a los alumnos y padres del centro, un mensaje de impacto que dijera: éste es un colegio en el que los niños se emocionan, aprenden haciendo, imaginan y crean. El patio, por ejemplo, fue un elemento central del mensaje, ya que que se ve nada más entrar. 

¿Por qué estos cambios favorecerán el aprendizaje en los alumnos?

José.- Espacios que inviten al juego; el juego es la mejor herramienta que nos ha dado la naturaleza para aprender, los cachorros leones aprenden a cazar primeramente jugando a cazar. El juego despierta emociones, las emociones generan curiosidad e inquietudes y ello hacen que genere aprendizaje de forma natural en los alumnos.

Unos espacios rediseñados con formas orgánicas que generan más empatía; integrando la naturaleza y la tecnología, espacios que comuniquen de forma pro-activa y espacios donde puedan trabajar los cinco sentidos.

Todo lo bueno y todo lo malo de ellos va a estar en un futuro concentrado en estos espacios (lo que ahora es su colegio), es lo que ellos son y lo que van a llegar a ser.

Johanna.- El diseño del espacio condiciona la manera de enseñar en él, fomentando o limitando el tipo de actividades que se llevan a cabo. También la neurociencia, como bien señala Francisco Mora, nos aporta evidencias sobre la influencia de las condiciones físicas en los procesos cognitivos implicados en el aprendizaje. Por ejemplo, la cantidad de luz natural influye sobre la capacidad de atención y retención, el nivel de ruido influye sobre los niveles de estrés y concentración. Además de cubrir los aspectos prácticos, queremos que estar en ese espacio resulte estimulante, un lugar de crecimiento, para toda la comunidad educativa.

Mediante formas orgánicas, en simbiosis con la naturaleza, que respiran fluidez y calidez, creamos “ambientes” en los que se estimulan los sentidos. Además de causar impacto estético y visual, sabemos que la calidad del espacio tiene beneficios directos en el aprendizaje, puede resultar estimulante en varios niveles y juega un papel crucial en el desarrollo físico y social de los niños. 

Como dice Ken Robinson en su libro “El elemento, nuevas perspectivas sobre la capacidad humana”; para poder hacer frente a los retos que nos depara el futuro, debemos de transformar las escuelas en entornos que propicien la creatividad.  Y esta unión de InnovaSchool y Redex Comunidad, lo hacen posible.

Fuente: Innovaschool